Omelette de champiñones y tocino

Una receta totalmente casera, para esos momentos cuando no se sabe que hacer y no se quiere pasar mucho tiempo en la cocina. Una omelette es algo muy versátil, mucha gente la suele comer en el desayuno aun que originalmente era una preparación para la comida o la cena. Todavía hoy se puede comer una rica omelette en cualquier ocasión pero ninguna será mejor que una hecha en casa.

Para ello necesitan los ingredientes básicos que son: los huevos, leche, champiñones, tocino en cubitos, pimienta y mantequilla.

En un recipiente hondo colocar los huevos con medio vaso de leche, y batir enérgicamente con la ayuda de un tenedor, añadir sal y pimienta. Por separado colocar en un sartén caliente el tocino por 5 minutos, después añadirle los champiñones y dejar freír hasta que el tocino empiece a estar ligeramente crujiente. Sin quitar esto del sartén verter los huevos, bajar la lumbre y dejar otros 5 minutos revolviendo ligeramente al principio.

Cuando la omelette esté ya casi cocida voltearla con la ayuda de un plato para terminar con la parte superior por un par de minutos. Para finalizar les daremos un par de recomendaciones, la primera es no poner sal porque el tocino va a salar naturalmente la omelette y la segunda es no dejarla cocer demasiado.

El acompañamiento perfecto es una ensalada verde de pura lechuga y por supuesto un vino tinto para “refrescar”. Buen provecho.

2 comentarios

  1. Elmer

    Ahí entraríamos en debate casi religioso sobre cómo debe ser la tortilla, pero creo que te has dejado un NO al decir lo de “dejarla cocer demasiado”.

    Estupendo blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>