General, Mexicanas

Enchiladas estilo mami

14 noviembre 2006

enchis.gif

Hola amigos de Deliciosadas.com! En esta ocasión les preparé una receta que me trae recuerdos maravillosos de mi niñez.

En mi familia era motivo de fiesta que mi mamá o abuelita hicieran el platillo que les proporciono a continuación:

Enchiladas Estilo Mami

Ingredientes para 2 personas:

8-10 tortillas del día anterior (Créanlo, vale la pena el atracón)
aceite para freír

Salsa:
3 chiles anchos cocidos sin rabo ni semillas
3 chiles guajillo cocidos sin rabo ni semillas
1 jitomate cocido
1 pedacito de chocolate de mesa (Abuelita, Ibarra, etc)
1 dientito de ajo
Consomé en polvo.
Caldo de la carne suficiente para hacer una salsa no muy espesa.
Se muelen los chiles, jitomate, ajo, chocolate y consomé con un poco de caldo.
Se cuela en una olla no muy honda en donde se deja hervir un poco. Rectificar de sal o consomé. (No pongo grasa porque las tortillas fritas ya la llevan)

Picadillo:
1/2 k de carne molida (Yo compro de sirloin) Cocida hecha una bola en agua con sal y cebolla.
2 papas blancas medianas cortadas en cubitos y cocidas ligero
1 latita de chiles jalapeños (Separar el vinagre y picarlos finito)
Vinagre de los chiles
3 clavos, 3 cominos y 3 pimientas triturados con un martillo. Método tradicional de mi familia, se ponen en un lienzo limpio se hace una bolita torciendo la tela para que queden juntitos y se les dá unos martillazos para que queden bien “martajados”, jejeje (Funciona mejor si lo hacen luego de pasar un coraje, pero no se les ocurra hacerlo en una superficie frágil o propensa a astillarse)
Se saca la carne. Se cuela el caldo para ser usado en el picadillo y la salsa.
Se muele con el machucador de frijoles la carne.
Se agrega un poco de caldo, el vinagre, los chiles picaditos, las papitas olores o especias, y se rectifica la sazón. Si se requiere, agregar consomé. (Igual, no se añade grasa)
Dejar hervir un poco.

Adorno:
Lechuga romana rallada, lavada y desinfectada
Si gustan unos rabanitos tiernos en rodajitas hacen mejor el acompañamiento.
1 quesito fresco chico desmoronado
1 cda. de cebolla picadita bien fino mezclada con el quesito
Manera de hacerse:
Se pasan por el aceite caliente las tortillas y se escurren muy bien.
Luego se pasan por la salsa, se rellenan con el picadillo, se doblan o enrollan y se acomodan en cada plato.
Se les pone lechuga, se espolvorean con queso con cebolla y se sirven con los rabanitos (Opcionales, pues sólo se consiguen en manojos enormes)
Poner en la mesa una botellita de salsa Valentina, Tabasco, Huichol o Tamazula. (Les poníamos unas gotitas y me encantan así)

Son super engorrosas y se ensucia uno las manos, no pueden contestar el teléfono, rascarse, quitarse el pelo de la cara, abrir la puerta ni nada mientras están en el proceso, así que ármense de paciencia, búsquense un ayudante o enseñenle la receta a la “ayudanta o secretaria de casa”.

Existen muchísimas variedades de enchiladas, ésta es especial de mi familia. En Jalisco primero pasan las tortillas por la salsa, luego las fríen, pero no les recomiendo éste método, salpica el aceite horrible, a veces las rellenan sólo de queso con cebolla, también saben riquísimas así de sencillas.

En Colima, el picadillo lleva pasas en lugar de chilitos picados y la salsa es más dulce.
En Michoacán se parecen más a las que les mando. De hecho han de ser una variación de los 3 estados.

Bueno, acá las comimos con singular alegría, y como sobró, las cenamos. Nuestra filosofía es: Si te pasas hoy, sé parco mañana. Y les reitero: No estoy nada gorda, ¡Disfruten la comida sin miedo, gócenla, no se priven! La vida es corta… y MATA.

¿O acaso saben de alguien que viva por siempre? Si se cuidan super estricto, igual van a morirse que el que disfruta con moderación todos los placeres de la comida y bebida. ¿El cáncer? ¿La arteriosclerosis? Mi abuela materna, nunca fumó, nunca convivió con fumadores y murió de Enfisema pulmonar, mi bisabuela por parte de mi abuelito, murió en su cama con una expresión plácida de más de 90 y TODA su vida, desde los 15 fumó un cigarro tras otro. Y su hijo, mi abuelo, murió a los 97 años porque se cansó de vivir, un día alegó que se iba a morir, se acostó y en más de un año ya no quiso levantarse aún cuando le decían que no tenía nada. Se llagó, se entumió, le hizo la vida miserable a mi mama y a una tía monjita que es en dulce pero que tuvo que darle 2-3 “trompadas” porque mi abuelo necio, terco, pelado y canijo, casi se las lleva a la tumba, y terminó muriéndose porque algún día tenía que hacerlo, y ya les dije, mi padre la última vez que lo vi, no tenía ni lonja, ni panza, estaba en excelentes condiciones, tenía casi 70 y fuma 2 cajetillas diario de Raleigh, tiene los dientes amarillos horribles por la nicotina y los dedos de la mano derecha, índice y medio, igual, pero tengo noticias de él en la actualidad y sigue igual de sanote que siempre, a punto de cumplir 77, NUNCA lo han operado ni ha estado internado. Mi mami, fuma conmigo de cuando en cuando, nunca ha hecho dietas, hasta hace poco estaba en su peso, ahora aumentó un poquito por la edad, y sólo la han operado de la vesícula. Y por último: Yo. (Llevo 3 casi muertes, de verdad: Una caída de la azotea con 16 días en terapia intensiva, una Amibiasis hepática, con paro cardíaco, y una hija recién nacida. Me cuidé hasta hace 5 años, estaba según yo como quería (Puro músculo sin dejar de parecer femenina, casi como Rachel Mc Lish, jojojo, como que no se me da mucho eso de la modestia a veces), me alimentaba de claras, atún en agua, pechuga de pollo cocida o asada, pescados al vapor, verduras y frutas sin azúcar y frescas, avena cocida en agua con miel , semillas de girasol, amaranto, almendras, lentejas, suplementos vitamínicos, etc. hacía ejercicio 2 horas diarias 6 días a la semana (Aeróbico y anaeróbico) y en plena condición física, casi muero por una pastilla inofensiva para desinflamar. Trombositopenia fue el diagnóstico. Nadie daba un peso por mi vida. Rafa Hurtado (El hematólogo, mi amigo) me dio la terrible noticia: “Gaby, tus plaquetas siguen bajando, están en nivel 20, se ha hecho lo que se ha podido”) Todo mundo fue a verme, porque corrió la noticia de mi posible muerte. Y aquí estoy, dando lata y comiendo rico, perooooooooooo: Con moderación. He subido desde entonces 2 kilos, pero tengan en consideración: Voy a ser abuelita ya.

Los dejo mis niños, sigan los consejos de la abuelita de Deliciosadas.com y llegaran a viejos, o por lo menos, serán más felices. 😉

Gaudeamus igitur, juvenes dum sumus

¡Hasta la próxima!

También te puede interesar

No hay comentarios

Comenta