Muffins de avena y zarzamora, receta básica de un postre saludable

  • Porciones: 8
  • Tiempo de prep: 10 m
  • Cocción: 25 m
  • Listo en: 35 m
Loading...
(5 / 5)

 

Hoy te proponemos una idea de receta muy básica que necesitas tener a la mano y en tu recetario. Cuando hablamos de postres o de esos antojos dulces de la tarde para acompañar el café, siempre tenemos la posibilidad de comprar algún pan dulce en una panadería o un producto industrial en el supermercado. Pero nada se compara con algo hecho en casa con buenos ingredientes.

 

Esta receta de unos clásicos muffins de avena con zarzamora es muy básica y no requiere de grandes habilidades en repostería para que se salga a la primera. Para la zarzamora vamos a usar una mermelada que contenga fruta por lo que será importante que selecciones una que no sea tipo jalea. Estamos aquí buscando textura y consistencia.

Please follow and like us:
error

Ingredientes

  • Add to Shopping List +
  • Add to Shopping List +
  • Add to Shopping List +
  • Add to Shopping List +
  • Add to Shopping List +
  • Add to Shopping List +
  • Add to Shopping List +
  • Add to Shopping List +

Método paso a paso

  • Paso 1

    Vamos a moler la avena para hacerla como harina. Esto lo puedes hacer en un procesador de alimentos o en la licuadora.

  • Paso 2

    Integramos enseguida los demás ingredientes secos, es decir, el polvo para hornear, la pizca de sal y el azúcar.

  • Paso 3

    Agregamos ahora los huevos, y mezclamos muy bien hasta obtener una masa espesa y grumosa. Agregamos la leche poco a poco, siguiendo batiendo todo pero ahora con batidora.

  • Paso 4

    Cuando la mezcla esté más líquida y espesa agregamos la mermelada de zarzamora que integramos bien con una cuchara pero sin batir con batidora.

  • Paso 5

    Vertemos la mezcla en los moldes, previamente engrasados con mantequilla, llenándolos alrededor de tres cuartas partes. Horneamos, en horno caliente a 180ºC, por unos 25 minutos aproximadamente.

Consejos

  • Estos muffins de avena y zarzamora son deliciosos para el desayuno pero también los puedes disfrutar en la tarde co un buen café. Los puedes guardar de dos a tres días sin problema y preferentemente en un contenedor con tapa.

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call to action banner image
x

Lost Password